Entrevistas

15/07/2013

Entrevista a Javier Velasco Álvarez. Director general de Neuron Biopharma

javier-velasco-alvarez

«La inversión en I+D servirá para prevenir la siguiente crisis»

Javier Velasco Álvarez (Zamora, 1967), miembro del Consejo de Administración de Neuron Biopharma y Director General de Neol BioSolutions SA, es Doctor en Biología (Universidad de León), Licenciado en Biología (Universidad de Salamanca) y Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (Universidad de León). Posee un máster en ‘Organización y Gestión de la Innovación Tecnológica’ y un ‘Executive Growth Program’ por IESE y ESADE. Ha ocupado labores como gestor e investigador en el Área de Biotecnología de Puleva Biotech, SA (Granada), en la Unidad de Biotransformaciones y Productos Naturales de GlaxoSmithKline (Reino Unido), y en el Área de Biotecnología de Antibióticos, S.A. (León). Es autor de más de 30 artículos científicos en revistas internacionales del mayor prestigio y varios capítulos en libros. Adicionalmente figura como inventor en doce familias de patentes relacionadas con procesos de Biotecnología Industrial. Está casado y es padre de dos hijos de 7 y 2 años.

¿Cómo surgió la idea de implantar en Granada una empresa de biotecnología, fuera de los grandes centros de la investigación como Madrid o Barcelona? Con el desarrollo del PTS ¿Será Granada un referente a nivel nacional en la investigación?

Granada, sin duda alguna, está dando los pasos adecuados para aglutinar cada vez mayor número de empresas relacionadas con la salud y en concreto aquellas dedicadas a salud humana y agroalimentación. En cualquier sector hace falta una masa crítica y en Granada y en particular en torno al PTS están convergiendo empresas como ROVI, Abbott y Biosearch y centros de referencia como el López Neira, Medina, Genyo, etc. Esta convergencia genera sinergias y el caldo de cultivo adecuado para el crecimiento de empresas proveedoras de servicios a dicho sector.

Cuando se inició Neuron Biopharma, allá por el año 2006, la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) nos dio facilidades para que la empresa se instalara aquí. Este ha sido un factor clave ya que se estudiaron otros posibles emplazamientos y el apoyo de la Junta fue decisivo para que nos decidiéramos por Granada.

Por último hay razones personales: el presidente y fundador de la empresa (Fernando Valdivieso) es granadino de Motril y parte del equipo inicial de la empresa ya estábamos viviendo en Granada. Por otro lado, dada la calidad de vida de ésta ciudad no es difícil convencer a los investigadores para que se trasladen aquí.

Ahora que el PTS está más consolidado y ya es una realidad, aunque aún crecerá más, es importante profesionalizar la gestión para hacerla más eficiente, para ayudar a las empresas que estamos aquí a seguir creciendo y a potenciar más las sinergias entre todas las empresas y centros.

Una empresa granadina con menos de 10 años que cotiza en el mercado alternativo bursátil desde 2010, y que es valorada por una prestigiosa consultora suiza en más de 31 millones de euros ¿Qué les motivó a dar este gran paso? ¿Qué ha supuesto este hecho para la empresa? ¿Qué supuso que en su primera mañana de captación de inversores se cubriera toda la financiación?

Como ya dijo nuestro presidente D. Fernando Valdivieso en el acto de salida a bolsa, en periodos de crisis como el actual solo sobrevivirá aquel que sea capaz de evolucionar y adaptarse a los cambios más rápidamente. Neuron Biopharma se ha sabido adaptar a un entorno poco propicio a la financiación tradicional buscando vías alternativas, como es la incorporación al MAB, logrando la máxima flexibilidad financiera de cara a abordar las futuras fases de desarrollo.

Al igual que en otros aspectos hicimos las cosas de forma diferente: fuimos la primera empresa biotec en incorporarnos al mercado, la primera con cotización en continuo y la primera en dirigir la ampliación de capital a pequeños accionistas. Como resultado tuvimos un gran éxito en la captación de capital, alcanzado en un día una demanda 2,3 veces superior al importe de la oferta a pesar de que en el año 2010 las cosas ya estaban muy difíciles.

Posteriormente, el hecho de estar cotizados en bolsa nos ha aportado mayor visibilidad, notoriedad y un salto de dimensión en cuanto a madurez.

En el año 2012 Repsol adquiere el 50% de NEOL BIOSOLUTION para el desarrollo de bioproductos, ¿qué supone para una empresa proporcionalmente pequeña y localizada en Granada que una gran compañía multinacional adquiera parte del negocio?

El acuerdo alcanzado con Repsol de nuevo viene a corroborar que vamos por el buen camino. Neuron Biopharma apuesta por el uso de la biotecnología para mejorar la calidad de vida de las personas, tanto con el desarrollo de compuestos para la enfermedad de Alzheimer, a través de nuestra división BioPharma, como con el desarrollo de biocombustibles y bioplásticos por parte de microorganismos.

Nuestras relaciones con Repsol se iniciaron en el año 2010. Nos hemos ido conociendo mejor gracias a proyectos de I+D que hemos hecho para ellos. El que finalmente decidirán participar en el accionariado de Neol al 50%, supone, por un lado, un gran orgullo ya que reafirma su confianza en nosotros y por otro lado el gran reto de estar a la altura de las circunstancias.

Ahora el potencial de Neol es inmenso. La empresa desarrolla tecnologías de aplicación de ámbito global a partir de fuentes de biomasa sostenibles y disponibles en grandes cantidades. Posee además una clara vocación de liderazgo en el sur de Europa en el ámbito del desarrollo de bioprocesos que requieran un alto conocimiento microbiológico con aplicación industrial y que resuelva retos tecnológicos de manera eficiente y económicamente viable.

En el contexto de crisis actual, no es fácil poder hablar de una empresa que con una proyección como la suya y que da resultados positivos, ¿cuál es su secreto?

No creo que se pueda hablar de fórmulas mágicas. En nuestro caso sí que puedo asegurar que mucha gente ha trabajado muy intensamente durante mucho tiempo. Los resultados sólo se consiguen fijando objetivos claros y manteniendo un esfuerzo sostenido de todos los miembros de la empresa remando en la misma dirección.

Pero en España hay multitud de compañías que han hecho las cosas bien y a pesar de ello la crisis se las ha llevado por delante. Junto a las buenas ideas y los buenos gestores hay que contar con algo de suerte. En Neuron Biopharma hemos tenido esos tres factores, pero eso sí, la suerte te tiene que pillar trabajando. Quizás sumado a ello merezca la pena hablar de la valentía que en un momento dado lleva a personas, como es el caso de los fundadores de Neuron Biopharma, a apostar por un modelo de negocio diferente y con retornos económicos a largo plazo y más teniendo en cuenta el país en el que estamos.

¿Su receta para salir de la crisis pasa por apostar en el I+D+i?

Más bien la inversión en I+D servirá para prevenir la siguiente crisis. Y este hecho está totalmente demostrado: hay una correlación directa entre el PIB de los países en los años de la crisis con la inversión que realizaron en I+D en los 5 años anteriores. Cuanto más dinero dedicaron a I+D antes, mejor están soportando la crisis ahora.

Como ejemplo citaré un análisis que hacía un colega del sector para mostrar hasta qué punto esa apuesta es importante: como todo el mundo sabe, España es un país líder en trasplantes de órganos. Sin embargo, las tecnologías médicas utilizadas en dichas operaciones provienen de empresas extranjeras casi en su totalidad.

El dinero gastado por nuestro sistema sanitario en la adquisición de estas herramientas no supone ningún retorno para nuestro país, aún cuando paradójicamente son utilizadas en un campo en el que somos líderes. Si hace años, junto con el conocimiento médico, la administración hubiera fomentado y apoyado el desarrollo de tecnologías asociadas al mismo a día de hoy cada vez que se realizara una operación y hubiera un gasto en aparataje asociado, parte de dicho gasto retornaría a la sociedad ya que las empresas proveedoras serían españolas y no extranjeras. Y más aún, cuando esas operaciones fueran llevadas a cabo fuera de España, los proveedores nacionales obtendrían retornos con la consiguiente generación de empleo asociada en nuestro país.

El problema es que la inversión en I+D, educación, etc no se ve a corto plazo. Hace falta visión de estado a largo plazo y esto no casa con los periodos electorales.

Desde su inicio se constituyeron como S.A., ¿hay que empezar un proyecto empresarial con la intención de crear una gran empresa, con vistas de futuro?

En nuestro caso la compañía surgió con esa vocación, con la ambición de convertirnos en un líder nacional en biotecnología y conscientes de que nuestro mercado es internacional. En el día a día, la compañía está impregnada por este carácter, así las cuentas de Neuron Biopharma han sido auditadas desde el primer año, los proyectos de I+D se gestionan bajo la normativa UNE 166.002 y también están auditados. Por otra parte siempre hemos querido tener un control externo del valor de la empresa. Así ya en el 2008 encargamos una valoración independiente a la empresa suiza Venture Valuation anteriormente comentada. Casi de manera anual hemos encargado una valoración de la compañía con objeto de conocer el valor de los activos de la compañía, gran parte de ellos intangibles, así como detectar las debilidades de la misma con objeto de poder subsanarlas.

NEURON BIOPHARMA se dedica principalmente al desarrollo de medicamentos para el tratamiento del alzhéimer, ¿qué avances concretos han conseguido en este campo?

Los principales activos con los que contamos son, una cartera de 8 nuevos compuestos neuroprotectores frente a la enfermedad de Alzhéimer. El compuesto NST0037 es el que se encuentra en una fase más avanzada, y entrará en fases clínicas durante el año 2013, tras haber demostrado su eficacia y seguridad en modelos animales.

Además hemos desarrollado una plataforma con tecnologías exclusivas de descubrimiento de fármacos orientada al desarrollo de compuestos para diferentes enfermedades del sistema nervioso.

También destacar que desde Neuron Biopharma nos acercamos al paciente mediante el desarrollo de herramientas diagnósticas no invasivas que permitan determinar con mayor eficiencia el curso de la enfermedad de Alzhéimer.

Y también me gustaría señalar que todos estos desarrollos se han conseguido con una inversión muy inferior a la competencia. Esto refleja que hemos sido muy eficientes en la gestión de los proyectos.

Dentro de dicha empresa están las divisiones NEURON BIOPHARMA Y NEURON BIO SERVICES, ¿qué ramas concretas dentro de la biotecnología se desarrollan?

Como acabo de comentar desde la división Neuron BioPharma nos dedicamos al descubrimiento y desarrollo de compuestos para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, principalmente frente al alzhéimer. Neuron BioServices ofrece soluciones para empresas de sectores tan diversos como el químico agroalimentario o farmacéuticos, aportando evidencias sobre la actividad y seguridad de nuevos ingredientes, fármacos, etc.

Imaginamos que este sector en el que desarrolla su actividad, el secreto en los procesos de investigación o el espionaje industrial puede estar a la orden del día, ¿qué medidas adoptan para proteger este tipo de procesos tan pioneros?

En nuestro sector cuando tenemos evidencias suficientes de la actividad de un nuevo compuesto, este se protege por medio de patente. El mantenimiento de una patente a nivel internacional es algo costoso pero si todo va bien los derechos de explotación que te otorga la concesión de una patente compensa con creces la inversión realizada.

Además de las patentes está el “know how” propio de la compañía que está protegido mediante acuerdos de confidencialidad con los trabajadores, proveedores y clientes. Tenemos procedimientos muy estrictos para proteger la información que generamos, pero el cómo lo hacemos también es confidencial….

Según comentaba en la feria BioSpain2012, ustedes buscan el microorganismo más adecuado para desarrollar algo con un valor añadido. Así por ejemplo de unos residuos industriales buscan una bacteria y desarrollan un bioplástico que puede tener infinidad de aplicaciones en el mundo industrial, ¿cómo se desarrollan estos procesos?

En la naturaleza hay millones de especies y variedades de microorganismos. Sabemos que algunos de ellos son capaces de producir fármacos (antibióticos, antitumorales, etc.), otros se usan en alimentación y bebidas (yogures, vino, cerveza, embutidos, etc.) y otros nos sirven para producir compuestos químicos o biocarburantes (bioetanol, ácido láctico, succínico, etc.).

Pero en la naturaleza hay aún muchos microorganismos no utilizados industrialmente y que tienen la capacidad de producir compuestos de interés.

Explicado de forma sencilla, Neol actúa como una empresa de selección de personal o un “Headhunter Microbiológico” que busca a los “microtrabajadores” más eficientes para una determinada tarea en su base de datos interna (los 9.000 microorganismos pre-seleccionados que forman su colección exclusiva) o en cualquier parte del mundo a través de programas de búsqueda a medida.

El proceso de selección de los “micro-trabajadores” consiste en la realización de varios test (“screening”) en los que se va incrementando sucesivamente el nivel de exigencia. Por ejemplo, en algunos de los procesos industriales desarrollados por Neol se exige a los “micro-trabajadores” que sean capaces de “comer” residuos industriales y que produzcan biodiesel o bioplásticos.

Una vez que se ha seleccionado el mejor “micro-trabajador”, se le somete a un proceso de “formación”, esto es, de mejora, para que se adapte a las condiciones de producción industriales que se requieran. A partir de ese momento será capaz de generar billones de copias de sí mismo que trabajen 24 horas al día, 7 días a la semana.

Sus proyectos de expansión pasan por Reino Unido, Alemania, ¿Hay que salir fuera? ¿Realmente España es cuna de grandes investigadores?

En mi opinión y de manera global para todos los sectores, el salir fuera de España es una de las herramientas con las que contamos para hacer frente a la situación actual.

La investigación en España es de calidad y como tal es reconocida a nivel internacional, contamos con centros de formación excelentes así como entidades de investigación puntera. Dicho esto, también hay que decir que las políticas de I+D de nuestro país no son capaces de rentabilizar el gasto en formación y el conocimiento generado ya que para gran parte de los investigadores no hay un futuro en España, con lo cual la inversión que ha realizado nuestro país durante años es aprovechada por los países que finalmente acogen a estos investigadores.

En resumen, es muy bueno que los investigadores españoles salgan fuera pero lo que hay que conseguir es que puedan regresar a España cuando han alcanzado su máximo nivel.

¿Se apoya la investigación en España? Debemos de ir olvidándonos de que todo se tiene que hacer con ayuda pública y buscar ese capital o financiación en el sector privado?

Aunque afortunadamente las cosas están empezando a cambiar, en España no hay gran tradición de investigación y este hecho es especialmente importante en el sector privado. El gran problema es que muchas empresas ven la investigación como un gasto y no como una inversión. En otros casos lo ven como “algo que queda bien hacer” pero no tienen la convicción de que les vaya a aportar valor.

De nuevo no tenemos que inventar nada: en otros países la mayor parte de la inversión en I+D la hacen las empresas, existen importantes fondos de capital riesgo que invierten en empresas tecnológicas y gran parte de la investigación que se hace en los centros públicos está financiada por empresas.

El papel de la administración debería ir en el sentido de incentivar a las grandes empresas a que lideren proyectos que arrastren a las empresas más pequeñas de base tecnológica y por otro lado sería importantísimo incentivar fiscalmente a los inversores que apoyen la innovación para compensar el mayor riesgo que asumen.

ENTREVISTA DE LA GACETA JURIDICA DE LA EMPRESA ANDALUZA Nº42

Hispacolex