Entrevistas

22/05/2006

Entrevista a Sebastián Ruiz. Presidente de la Confederación de Empresarios de Granada

Fotografía a Sebastián Ruiz. Presidente de la Confederación de Empresarios de Granada junto a Javier López (director de HispaColex) en la entrevista publicada en la Gaceta JurídicaEmpezó trabajando con su padre en una fábrica de capachos ubicada en Jódar (Jaén), su localidad natal. Por las tardes se dedicaba a recoger las trescientas o cuatrocientas piezas de esparto que habían hecho a mano las mujeres del pueblo. Un trabajo duro que llegó a compatibilizar con los estudios y que le sirvió para madurar con más rapidez que los jóvenes que había a su alrededor. Cuando acabó la escuela se fue a vender telas durante tres años. Su indudable afán de superación le llevó con apenas 18 años a pedirle a su padre que lo pusiera a estudiar en una escuela que había en el pueblo. Empezó el Bachiller rozando la mayoría de edad y fue haciendo los cursos de dos en dos; después llegó el Bachiller Superior de Ciencias y de ahí a la licenciatura en Magisterio. Llegó a Granada al volante de la casa Opel. Cuando la firma se instauró en España, allá por el año 1982, solicitó la concesión de Jaén y unos años después, cuando surgió la posibilidad de venirse a Granada como concesionario, no lo dudó. Corría el año 1988. Como persona, destaca la capacidad para captar la atención de la gente con esa mirada sincera del empresario (y ahora representante empresarial) que nació humilde y progresa sin abandonar ese principio.

Llegó a la ciudad de Granada en el año 1988. ¿Ha cambiado mucho desde entonces?

Efectivamente. Entonces no había nada de infraestructuras. Sólo estaba la antigua carretera que comunicaba con Jaén, que se tardaba tres horas en hacer el trayecto, y la de la Costa.

¿En realidad cree que hemos avanzado en Granada tanto en infraestructuras?

Pasa una cosa con esta ciudad y es que vamos siempre detrás. Cuando se inauguró la primera Circunvalación, gracias a Jara, que fue valiente y proyectó tres carriles en algunas zonas, ya nos dimos cuenta de que necesitábamos la segunda. Ahora no encontramos con que han proliferado polígonos industriales de tres o cuatro millones de metros cuadrados que como no tengan una salida a un autovía será imposible que prosperen.

¿Es posible mirar al futuro con los dos principales partidos frenándose mutuamente los proyectos debido al enfrentamiento político?

Estamos dando una imagen bastante fea y bastante antigua de lo que Granada no es. Todo eso lo trae la crispación a la que hemos llegado por la multitud de asuntos que la política ha hecho suyos cuando en realidad son más de los ciudadanos que de los políticos. Hoy no hay tema que salga en los periódicos y que no origine un enfrentamiento político.

¿Cuáles son los proyectos e iniciativas que tiene pendientes la provincia de Granada para afrontar ese reto de la modernización?

Granada viene experimentando desde hace unos cuatro años un fuerte desarrollo en la creación de empresas. Esto hace que se esté desarrollando a gran velocidad el área metropolitana y la costa. Lo que pasa es que el área metropolitana, con casi seiscientas mil personas, tiene graves carencias de servicios concentrados y atendidos. Aquí no se está por la labor porque los ayuntamientos no quieren ceder partes de sus competencias y la Junta no aprieta. Así nos va.

La Junta sí ha apretado, por ejemplo, zanjando la polémica sobre la futura feria de muestras de Granada.

Después del Palacio de Congresos, este es el proyecto más importante para Granada. La nueva feria de muestras traería muchos visitantes a la ciudad porque está proyectada como la mejor de Andalucía y una de las mejores de España. Lo que no sé es dónde hay que ponerla. Hay que conjugar los intereses sociales con los de la provincia. Si el sitio donde la quieren poner es terreno protegido habrá que analizar qué hacer. Soy partidario de ordenar la Vega porque es una zona muy importante. Pero… ¿para qué? ¿Cómo pulmón de la ciudad? París, Madrid o Nueva York han crecido comiéndose lo que hay alrededor y eso es muy importante que lo tengamos en cuenta si queremos avanzar y ser una ciudad de futuro.

¿La productividad de Granada se puede permitir el lujo de perder cientos de horas en las paradas que hacen los trabajadores para fumar?

Si la llegada de la Ley conlleva que abandones tu puesto para fumar y que las personas que dependen de ti también las tengas paradas, ten por seguro que nunca vamos a alcanzar nuestros objetivos de desarrollo industrial. Tenemos que entender que el trabajo es algo serio. Si reclamamos un trabajo justo y unas prestaciones adecuadas a los nuevos tiempos también debemos pensar que nosotros tenemos que ser productivos.

Antes ha destacado el desarrollo de nuevas empresas. ¿Cree que hay suficiente apoyo a las Pymes?

La verdad es que todavía estamos verdes en ese asunto. Desde las organizaciones empresariales tenemos departamentos para ayudar en estos temas, pero la realidad es bastante compleja. Si queremos que haya emprendedores que salgan de la universidad y que hagan sus pinitos tenemos que darles soporte para que puedan empezar a trabajar. Los microcréditos son una buena solución que debería extenderse a otras entidades financieras.

¿Qué opina del proyecto sobre el tranvía que uniría la Costa con la capital granadina?

Espero verlo. Parece mentira cómo se van dilatando las cosas en esta ciudad. Llevo cuatro años como presidente de la Confederación y cuando entré todavía estaban poniendo problemas sobre la autovía de la Costa. Han pasado cuatro años de primeras piedras, actos con ministros y demás, pero hay que ver qué poco ha avanzado la carretera. Ojalá en 2009 podamos transitar ya por ella. Aquí se tarda en sacar cualquier proyecto diez años.

¿Y del teleférico a Sierra Nevada?

Sería muy importante. ¿Imagina lo que sería poder subir a darte un paseo o a tomar café a la Sierra sin necesidad de usar coche o de soportar atascos? El proyecto tiene garantizado el éxito porque ayuda a descongestionar la estación y a impulsar una vertiente más turística que por el momento no la tiene, sobre todo en verano.

¿Qué opina de las críticas contra la proliferación de grandes superficies comerciales?

El libre comercio permite que las ofertas sean cada vez mayores, lo que conlleva el abaratamiento de los productos y que exista una competencia más fuerte. La administración tiene que pensar también en que debe haber un equilibrio. Ahora mismo estamos saturados de grandes superficies, que a la vez son una fuente muy importante de negocio. No obstante, los pequeños comerciantes siempre van a tener su clientela diaria porque ganan en atención y cercanía al ciudadano.

¿Se cuida el turismo de la ciudad de Granada?

Granada ha sufrido en los últimos años una transformación importante en el turismo. Estamos en una tasa de plazas hoteleras muy importante que además está previsto que se incrementen, algo que necesitábamos para poder llenar el Palacio de Congresos. En lo que a la hostelería se refiere, Granada tiene un buen cartel. Somos una de las mejores provincias del ‘tapeo’ y eso es un atractivo añadido. Pero sin duda, en ambos sectores debemos poner todos de nuestra parte para seguir mejorando y ofreciendo un turismo de más calidad que consolide la provincia, con todos los atractivos que hay fuera de la capital, en un punto de referencia para los turistas.

ENTREVISTA-LA-GACETA-JURIDICA-1.pdf

Hispacolex