Entrevistas

02/01/2011

Francisco Puentes Zamora. Teniente General Jefe del MADOC

Fotografía de portada de la entrevista de HispaColex a Francisco Fuentes Zamora. Teniente General Jefe del MADOCNació en Lérida en 1948, ingresando en la Academia Militar en 1968, obteniendo el puesto número 1 por lo que es el abanderado de su promoción. Ha tenido 22 destinos nacionales y extranjeros. Se diplomó en Operaciones Especiales (Boinas Verdes) en España, Colombia y los EEUU. Profesor del curso de Operaciones Especiales en Jaca, donde colaboró en la creación de la Unidad Antiterrorista Rural de la Guardia Civil y en los cursos de desactivación de explosivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Formó parte del primer contingente de UNPROFOR, fue responsable de proporcionar electricidad y agua a la sitiada Sarajevo y más tarde abrir la ruta del Neretva por donde entró el primer convoy con ayuda humanitaria protegido por los legionarios españoles. Profesor de Táctica en la Escuela de Estado Mayor del Ejército de Tierra y profesor de Guerra Electrónica en las Escuelas de la OTAN en Bélgica, Alemania e Italia. Como General de Brigada fue Jefe de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército del 2003 al 2005 y como General de División fue el 2º Comandante del EUROCUERPO y Jefe del Componente Terrestre de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF), cuyo concepto fue validado con éxito en Cabo Verde donde fue Jefe de 12.000 soldados de 14 naciones y tras lo que fue nombrado Caballero de la Orden del Honor por el Presidente Sarcozy, Comendador de la Orden de la Corona del Reino de Bélgica y Comandante de la Orden del Gran Ducado de Luxemburgo. En Abril de 2009 es nombrado Teniente General y Jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) con sede en Granada.

La primera cuestión es obvia, ¿qué es el MADOC y qué funciones desarrolla?

Somos el apoyo a la preparación del Ejército de Tierra que luego el Mando Conjunto emplea en las operaciones, por ello la enorme responsabilidad que cae sobre nosotros, en el ámbito de la enseñanza y la instrucción del personal, con 19 centros distribuidos por toda la geografía española y más de 27.000 alumnos el curso 2009-10, del adiestramiento y la evaluación de las unidades, de la doctrina que desarrolla la normativa de empleo de las unidades, de la orgánica que determina la estructura de personal y material de todos los organismos del Ejército de Tierra y de los materiales que se necesitan, así como, en la investigación y análisis para el combate, con su nuevo centro de lecciones aprendidas para corregir con rapidez y eficacia los fallos detectados en operaciones y con el que tan buenos resultados estamos obteniendo. Nuestro lema es “Impulsando al Ejército hacia la victoria”.

¿Por qué una institución tan importante está ubicada en Granada?

Porque Granada reúne todas las características necesarias para ello, ofrece muchas ventajas para vivir, su magnífica universidad, a la que se unen numerosos centros culturales y de investigación, el cariño de los granadinos hacia lo militar o ser una ciudad de tamaño adecuado y ambiente acogedor. Además su lejanía de Madrid hace que no estemos contaminados de la cultura de la urgencia y dispongamos del tiempo tan necesario para la reflexión, esto es muy importante para el MADOC, que es el centro intelectual y de pensamiento del Ejercito.

Muchas veces comento en mis numerosas reuniones en Madrid que el rendimiento que tenemos en nuestro trabajo se debe a la “slow live” que podemos llevar en Granada. Esto no significa pasividad, sino desarrollar un trabajo de calidad, que se consigue porque dedicamos una parte de nuestro tiempo a la actividad profesional y otra para las relaciones afectivas, el ocio, el ejercicio, las aficiones, etc. Cuando la persona se siente satisfecha, en definitiva, feliz, su capacidad de trabajo mejora y por lo tanto su rendimiento.

¿Está el MADOC integrado en la sociedad granadina?

Muchos granadinos sintieron una decepción cuando desapareció la Capitanía General, era una institución secular y muy arraigada en la ciudad. Después de una serie de años en el MADOC, un organismo totalmente nuevo. Había que comenzar a explicar qué era y qué hacía, para que los ciudadanos, las instituciones y las entidades lo conocieran. Tengo que reconocer la magnífica labor llevada a cabo por nuestros antecesores, creo que han conseguido que el MADOC sea considerado una institución granadina. La Capitanía de Granada, como las otras ocho existentes (desde que se cambió al Ejército funcional, de esto hace ya tiempo, no existe ninguna), tenía mando sobre muchos soldados, era la época del servicio militar obligatorio. Hoy se ha cambiado cantidad por calidad, somos el motor de cambio del Ejército de Tierra y nuestra acción se extiende no sólo en la península y las islas, sino que ahora mismo personal del MADOC está en todas las operaciones exteriores y coincidiendo con nuestra retirada de Bosnia Herzegovina un equipo nuestro está creando el MADOC de esta nació y otro equipo está organizando e instruyendo al Ejército de Somalia para acabar de una vez con la lacra de la piratería.

Para mantener esta buena relación y si es posible aumentarla, este año hemos organizado en este edificio de Capitanía General exposiciones, conferencias y un acto poético para celebrar la llegada de la primavera, para que los granadinos visiten la sede del MADOC.

Recientemente ha estado de viaje oficial en Washington en la conferencia anual de la Asociación del Ejército de los Estados Unidos (AUSA), ¿nos puede contar algo de sus relaciones con ese Ejército?

Las relaciones siempre han sido buenas, pero desde que el MADOC junto con laUniversidad de Granada asumimos la ejecución del Experimento nº 6 sobre la concienciación intercultural por encargo de su Ejército se han visto muy mejoradas y nos invitan a participar en todos sus foros. Con este experimento, basado en el conflicto real de Afganistán, se trata de cómo relacionarse con otras culturas, tanto cuando se planea una operación, como durante su ejecución. Este trabajo, que se ha ejecutado todo él en inglés y en el que han participado con nosotros otras once naciones y algunas universidades sobre todo de los países nórdicos europeos, se acaba de presentar los días 2 y 3 de diciembre en Bruselas a la OTAN y a espera del resultado oficial les puedo adelantar que ha sido un éxito, por la manera de tratar estos tipos de conflictos tan diferentes a las guerras convencionales clásicas en que la OTAN no tenía contrincante.

¿Cuál es el peso del ejército español a nivel internacional? ¿Nos valoran más fuera que dentro, como ocurre en otras disciplinas?

Si nos comparamos con las naciones de nuestro entorno en función del gasto en Defensa, le comento que el gasto por habitante en 2009 en España fue de 141 euros, en Italia un poco más de 156, Alemania más de 272, Francia mucho más de 370 y Reino Unido muchísimo más de 585. Sí lo que comparamos son los efectivos que se aportan a las operaciones internacionales, también estamos detrás de estas naciones. Es decir, desde el punto de vista cuantitativo las Fuerzas Armadas ocupan un lugar similar al puesto que tiene nuestra nación en el contexto internacional, hay que recordar que somos una nación de tipo medio. Pero si pudiéramos medir la calidad del trabajo que los militares y unidades españolas realizan tanto en los cuarteles generales multinacionales, como en las operaciones internacionales, creo sinceramente, y le hablo con una larga experiencia en puestos en el extranjero, que pocos ejércitos nos superan.

Respecto a su segunda pregunta, le diré que la sociedad española, a través de encuestas de valoración sobre las instituciones, da el primer puesto a las Fuerzas Armadas, y eso que nos falta saber “vendernos” mejor. Pero creo que por ser un equipo cohesionado en el que no se destacan líderes individuales y la íntima satisfacción del deber cumplido, nos hace humildes y poco dados a la propaganda.

¿Cómo afecta la crisis al ejército? ¿Y al MADOC?

El presupuesto de Defensa tiene dos partidas principales, el gasto de personal, que en este año representa algo más del 60% y el de armamento y material que está por debajo del 15%. Cuando el presupuesto disminuye recae principalmente sobre el armamento y el material. No hace mucho el Jefe del Estado Mayor del Ejercito, el general Coll, en una entrevista en un medio de comunicación decía que las reducciones de presupuestos limitan las capacidades del Ejército y frente a la disminución del recurso económico había que establecer prioridades en el gasto.

El MADOC , al igual que el resto del Ejército, se ha visto afecado por la disminución de presupuesto de Defensa, también hemos tenido que priorizar nuestros gastos, principalmente en lo referentes a los cursos que se imparten en los centros docentes del Ejército de Tierra que todos  MADOC. Pero la preparación y la ejecución de las operaciones están garantizadas ya que nuestro esfuerzo está volcado en ellas y como sabes somos un ejemplo a nivel internacional en buscar nuestra manera de llevarlas a cabo.

Con la profesionalización del ejército, ¿no cree que debería adaptarse a la legislación laboral o administrativa en cuanto a ciertos derechos o se perdería su idiosincrasia?

Los militares tenemos los mismos derechos fundamentales y libertades públicas que cualquier ciudadano, con unas limitaciones que son necesarias para que las Fuerzas Armadas puedan cumplir en todo momento sus misiones. Existe un Proyecto de Ley Orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Las tres novedades principales que presenta son: el derecho de asociación, la creación del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas y el Observatorio de la vida militar. Las asociaciones profesionales de militares se organizarán para la defensa y promoción de los intereses profesionales, económicos y sociales. Pero para sus fines, como es lógico, no podrán emplear procedimientos de tipo sindical como la negociación colectiva, las medidas de conflicto colectivo o el ejercicio del derecho de huelga. Tendrán que utilizar la propuesta, la sugerencia o la solicitud.

El Consejo estará formado por las asociaciones que cumplan determinados requisitos y servirá para relacionarse con el Ministerio de Defensa. El observatorio de la vida militar servirá para analizar el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas de los militares y estará formado por personalidades con prestigio en el campo de la defensa y de los recursos humanos, nombradas por el Congreso y el Senado. Habrá que esperar a ver como queda redactada definitivamente la ley y cuales son los resultados de su aplicación. Considero que es un paso necesario el establecer nuevas vías para la defensa del régimen del personal, pero siempre debe prevalecer el concepto de servicio que tiene el ejercicio de la milicia. Mire cuando uno entra en esta profesión, donde su objetivo es el servicio a la sociedad y donde se llega al sacrificio de la propia vida, nos olvidamos de nuestro bienestar personal. Ninguna otra ocupación o profesión manifiesta un nivel de responsabilidad y sacrificio igual para con su sociedad.

Había quien pensaba que nunca podría suprimirse el servicio militar obligatorio. Sin embargo Aznar lo hizo posible. ¿Cree que acertó con esa decisión tan trascendente?

Me va a permitir que le haga una apreciación, la legislación no contempla la supresión sino la suspensión, es decir, que si fuera necesario se podría activar de nuevo.

Las circunstancias sociales del final del siglo pasado hacían prácticamente insostenible la permanencia de la “mili”. Cuando se produjo la suspensión a finales del año 2001 hubo una fase de transición que las Fuerzas Armadas, con su capacidad de transformación, superaron rápidamente. Se inició un reclutamiento para cubrir los nuevos puestos de tropa profesional, no fue fácil, porque era una época en que había que competir con un mercado laboral que ofrecía mejores sueldos y más contraprestaciones.

Afortunadamente se superó, hemos tenido que ir transformando el concepto de tropa profesional y puedo asegurarle que tenemos un ejército muy preparado y con una extraordinaria calidad humana. El paso de un Ejército territorial a un Ejército expedicionario hacía inviable el sistema de reclutamiento obligatorio.

Sin querer meterlo en problemas, ¿cómo valora la labor de Carmen Chacón como la primera mujer al frente del Ministerio de Defensa? ¿Ha superado las expectativas que se tenían sobre ella?

El pasado mes de mayo la Ministra de Defensa visitó e MADOC, se interesó mucho por lo que hacemos, fue muy receptiva con las ideas que le expusimos para la mejora de los distintos aspectos que se analizan y gestionan desde el MADOC. Todas nuestras propuestas han sido impulsadas desde su Ministerio.

En relación con sus preguntas le diré que el tema de que sea Ministra y no Ministro, pasados los primeros días del impacto mediático, le puedo asegurar no es tema de comentario el que sea mujer. Sobre las expectativas que despertó, creo que muchas se debían a la novedad de que eral la primera mujer al frente del departamento. No me corresponde a mí, como comprenderá, decir si ha superado o no el listón de las expectativas. Primero debemos esperar a que finalice la legislatura y después los expertos podrán realizar un análisis de su trabajo.

Por cierto, ¿qué papel ocupa la mujer en el ejército?

La mujer ha aportado al ejército unas capacidades de las que carecía cuando estaba compuesto sólo de hombres. Su participación en el planeamiento de las operaciones internacionales aporta una visión más práctica de los problemas. También están realizando una buena labor en los puestos de capitán, teniente y suboficial, al igual que en la tropa. En las zonas de operaciones son un revulsivo para las jóvenes de los países donde tenemos unidades, cuando ven a jóvenes como ellas no solo libres sino que mandan a hombres y a otras mujeres. Aunque a nivel de tropa el porcentaje es adecuado, necesitamos más mujeres en los niveles de mando. Quizás les sorprenda saber que en el nuevo sistema de enseñanza militar en la Academia General Militar en donde la Universidad de Zaragoza va a impartir el título de grado de Bolonia de Ingeniero de Organización Industrial, y en el que durante seis semanas se ha efectuado un campamento para ver la idoneidad para asumir la vida dura, austera y de sacrificio que exige la vida militar, en la que bastantes jóvenes se han dado cuenta de que eso no era para ellos, ni una sola mujer ha solicitado la baja y ahora que ya llevan un mes de fase universitaria les puedo asegurar que estarán en cabeza de su promoción.

Espero que el año que viene se presenten más mujeres tanto en esta Academia como en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn en Lérida, donde el número de alumnas es mayor y esperamos que aumente. La integración de la mujer en el Ejército ha sido modélica y seguimos impulsando todo lo relacionado con ella, como el primer curso que se acaba de realizar en Granada entre MADOC  y la UGR sobre asesores de género en las operaciones militares.

¿Y el de la población sudamericana? ¿Ve acertado que nuestro Ejército se llene de extranjeros, que por otra parte quieren a España mucho más que algunos nacionales?

La presencia de nacionales de otros países en las Fuerzas Armadas que proceden de naciones que tienen vínculos históricos, culturales y Lingüísticos con España se promovió en el año 2002 . Su finalidad era lograr un cierto incremento en el reclutamiento de la tropa y también mejorar su integración en nuestra realidad social, al poder desarrollar su trabajo en una de las instituciones básicas de la sociedad. Actualmente suponen algo más del 6% del total de la tropa y su máximo está establecido en el 9%. Considero que se han alcanzado los objetivos que se marcaron. Es lógico que un colectivo que disfruta de los beneficios que ofrece nuestra sociedad, también participe en su defensa. Estamos muy satisfechos con su total entrega a los ideales que comparten con nosotros.

¿Ser soldado en España es una buena salida profesional en estos momentos de crisis? ¿Y oficial?

Si una persona quiere ser militar buscando sólo una salida profesional posiblemente se lleve una decepción, porque por la remuneración que recibe hay muchos trabajos que le exijan bastante menos. Ser militar no es un medio de vida, sino un modo de vida en el servicio. La persona que va a ser militar tiene que aceptar de forma total y razonada, la posibilidad de que un día pueda tener que combatir e incluso dar su vida por su nación, a miles de kilómetros de su patria y a veces sin el respaldo unánime de la sociedad por la que entrega el don más preciado de una persona, su vida.

Desde el punto de vista del ejercicio de una profesión, la milicia ofrece tres niveles de carrera militar. La tropa, que permite llegar hasta la edad de retiro. Suboficial, a la que se accede por promoción interna desde tropa o por acceso directo, durante su periodo de formación que dura tres años, además de título de sargento obtendrá una titulación de técnico superior. Y oficial, su acceso es similar a cualquier carrera universitaria, junto con otras pruebas específicas, los estudios duran cinco cursos y se obtendrá el título de teniente y un grado universitario, que en el caso del Ejército de Tierra, como he dicho antes, será el de Ingeniería de la Organización Industrial por la Universidad de Zaragoza.

ENTREVISTA-DE-LA-GACETA-JURIDICA-DE-LA-EMPRESA-ANDALUZA-Nº27.pdf

Hispacolex