Entrevistas

20/03/2008

Javier Jiménez Ortiz. Presidente de la Cámara de Comercio de Granada

javier-jimenez-ortiz

Lleva 15 meses al frente de la Cámara de comercio. ¿Tiene ya una idea global de la configuración del tejido empresarial granadino?

El tejido empresarial que se ha ido formando en los últimos años en Granada es un tejido dinámico y donde las nuevas generaciones se están haciendo cargo de las empresas con una mentalidad mucho más innovadora.

¿Cuál ha sido el punto de inflexión que ha propiciado el surgimiento esa mentalidad innovadora?

En la actualidad las empresas están pasando de una primera generación a las segundas generaciones. Los fundadores eran empresarios emprendedores que fueron muy audaces y valientes que salieron de la nada pero que, realmente, no tenían una formación universitaria. Uno de los puntos de inflexión ha sido precisamente que esas empresas ya están al cargo de herederos que han recibido formación.

La Cámara de comercio organiza viajes de negocios a Irak, Dubai, etc. ¿Esa apertura a los nuevos mercados es característica de la nueva generación empresarial a la que alude?

La cámara de comercio tiene una serie de funciones. Hay una a la que se le dedica bastante tiempo y es la internacionalización de nuestras empresas. Ahí estamos haciendo una labor muy importante porque tenemos una agenda de comercio exterior bastante extensa. Es muy importante para las empresas de Granada que nos demos cuenta de que tenemos que salir de nuestras fronteras, de nuestra provincia en definitiva.

¿La empresa granadina es muy provinciana?

Creo que hay dos factores que impiden en la actualidad que la empresa granadina no sea todo lo internacional de lo que debiera. Por un lado porque tiene que avanzar y ser muchos más competitiva de lo que es actualmente. Ahí está claro que hay un trabajo importante por parte de las empresas y por parte de alguna institución como la Cámara de Comercio, que lo que tiene que hacer es más innovación, más investigación, más formación para conseguir que nuestras empresas sean competitivas. Por otro lado, pienso que somos un poco tímidos a la hora de salir de nuestras fronteras. No nos creemos el potencial y los servicios que tenemos, que son muy importantes. Eso nos hace a veces quedarnos aquí y no avanzar.

¿La empresa emprendedora tiene todo el apoyo institucional que necesita?

Tenemos que tener un entorno competitivo. Las provincias compiten entre sí y eso significa que nosotros tenemos que pedirle a nuestras instituciones que tengamos las mejores infraestructuras para competir con empresas de otras provincias. Es cierto que aquí tenemos la mala costumbre de cualquier tema llevarlo al final al campo político y yo creo que eso no está siendo positivo en el plano económico y de eso tenemos muchos ejemplos.

¿La polémica con los vuelos de bajo coste puede ser uno de ellos?

Por ejemplo. Siempre he querido matizar que estos son los únicos vuelos internacionales que tenemos y eso para el tejido empresarial es importante. No podemos permitirnos el lujo de perderlo y eso ha sido lo que hemos hecho en este caso. Defender lo que creemos que es bueno para Granada.

¿El aeropuerto de Antequera nos hará daño?

Todavía no está construido. Eso significa que vamos a tener unos años para consolidar nuestro aeropuerto y para consolidar Granada como un destino primero para cualquier viajero. El aeropuerto de Antequera será bueno para que seamos más competitivos y, desde otro punto de vista, pensemos que la llegada de gente a Antequera puede repercutir en visitantes para Granada.

La inauguración de la cuarta fase del Parque de las Ciencias supondrá un impulso socioeconómico para la ciudad. ¿Qué otros proyectos considera necesarios para consolidar ese despegue?

Granada hasta ahora ha tenido un sector muy importante que es la construcción y ahora estamos en pleno proceso de desaceleración. Tradicionalmente hemos tenido otro sector muy importante, el turismo, y debemos seguir potenciándolo. Para lograrlo está claro que no nos podemos quedar en decir que tenemos el monumento más visitado sino que tenemos que ser capaces de acompañarlo de otros elementos que hagan posible que el turista cuando venga a Granada no se quede unas horas o un día.

Estamos en plena campaña electoral. ¿Qué exigencias hacen los empresarios a los políticos de cara a la próxima legislatura?

Ahora mismo es tal la diferencia que hay entre Granada y el resto de provincias en relación a las infraestructuras que habría que hacer una discriminación positiva para realmente darse cuenta de que se está haciendo algo pro la provincia. ¿Se ha avanzado? Sí, nadie lo duda. Lo que está claro es que cuando algo está en marcha se pueden tardar cinco años o tres. Nosotros pedimos a los políticos que la A-7, el AVE, la segunda circunvalación, el cierre del anillo y el resto de asuntos pendientes se impulsen con decisión y se acaben cuanto antes.

¿Qué opina del rechazo al teleférico?

Es muy importante que haya grupos de empresarios que se una para sacar proyectos tan importantes como este desde el punto de vista económico y turístico. El hecho de que en Granada hayamos sido capaces de crear una alianza para eso es un paso muy positivo. Está claro que alguna solución hay que darle al acceso de la Sierra. Es necesario también crear un debate sobre el necesario equilibrio económico y el asunto de la sostenibilidad.

ENTREVISTA-LA-GACETA-JURIDICA-12.pdf

Hispacolex