Civil-mercantil

30/01/2015

Que puedes hacer si tu hijo se ha divorciado y la vivienda que habitaba es de tu propiedad

El Tribunal Supremo zanja la controversia que existía cuando el matrimonio de un hijo se rompe y la vivienda sigue ocupada por éste o bien por su ex cónyuge.

Una pareja en su nueva vivienda que representan la situación de cuando tu hijo se divorcia y la vivienda es de su propiedadSe trata éste de un asunto más frecuente de lo que parece. Su hijo o hija se casa y Ud. le cede una vivienda de su propiedad para que inicien una vida en común, con toda la buena intención y con ánimo de ayudar a la nueva pareja. Hasta aquí todo bien, el problema surge cuando ese matrimonio se rompe y la vivienda sigue siendo ocupada por su hijo o bien por su ex cónyuge. En este caso en que las circunstancias son, evidentemente, muy distintas de las de origen ¿qué puede hacer?.

Pues bien, existía gran controversia sobre este asunto en los tribunales, si se estaba ante un comodato o ante un precario con las muy diferentes consecuencias legales que ello tenía, pero nuestro Tribunal Supremo zanjó la cuestión y se entiende como un “precario”. ¿Qué significa esto?, esto significa, nada más y nada menos, que en el supuesto de que Ud. haya cedido una vivienda para el uso de su hijo/a y su familia y se produzca un divorcio, Ud. puede interponer una demanda de desahucio por precario y desalojar dicha vivienda si así lo desea, aún cuando por Sentencia se le haya atribuido el uso a uno u otro ex cónyuge en el procedimiento de divorcio.

En dicho sentido y para una mayor claridad acompañamos un extracto de la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 15 de Marzo de 2013 en los términos referidos:

En definitiva, mantener a los hijos en la vivienda de sus abuelos supone consagrar una situación de precario que les ha permitido convivir durante la tramitación del procedimiento, sin necesidad de formular solicitud alguna en tramite de medidas provisionales, basadas en criterios de oportunidad distintos de los que protege el  artículo 96   CC  (LEG 1889, 27) . La asignación del uso responde a la necesidad de garantizar una vivienda segura a los menores y esto no se produce desde el momento en que podrían ser desalojados en cualquier momento por la exclusiva voluntad del tercero propietario mediante el ejercicio de la acción de desahucio por precario, a la que está legitimado por la inexistencia de contrato con la ocupante.”.

Eso sí, no olvide que esta posibilidad solo existe si la entrada en dicha vivienda no está amparada por algún tipo de contrato que hubiera formalizado entre Ud. y los habitantes del domicilio, por ejemplo un alquiler, ya que en ese supuesto sus relaciones se regirían por dicho contrato y no por el “precario” al que nos hemos referido unas líneas más arriba.

Es posible que tras leer este artículo se plantee dudas acerca de este tema. Si este es su caso, los abogados de HispaColex estarán encantados de atender sus dudas presencialmente en nuestros despachos de Granada, Jaén, Málaga y Huelva o si lo desea también puede formular sus consultas a través de nuestro formulario de consultas Online. Nuestros abogados le reponderán con la máxima rapidez posible.

Hispacolex