Laboral

20/02/2015

Cómo calcular tu indemnización por despido. Caso Práctico

La mayoría de las empresas se acogen a los despidos por causas objetivas aunque muchas de ellas  han visto como se han declarado improcedentes

Un trabajador que acaba de ser despedido y se encuentra con postura pensativa sentado en el suelo de la oficina junto a unas cajasDesde un  tiempo a esta parte, la crisis ha hecho  que muchas empresas tengan que optar por despedir a sus empleados. La mayoría de ellas, en base a los artículos 51 y 52 del Estatuto de los Trabajadores se acogen a los despidos por causas objetivas (económicas, productivas, organizativas o técnicas) que lleva aparejada una indemnización de 20 días de salario por cada año de servicio y con un límite de 12 mensualidades.

Por alguna razón, muchas de estas empresas que optaron por este tipo de despido, han visto como se han declarado improcedentes bien por defectos formales, bien por la no concurrencia de las causas alegadas, incluido el mal cálculo de la indemnización por despido de 20 días.

A estos efectos la antigüedad en la empresa es la que determina el mayor número de dudas. Siempre hay que tener en cuenta la antigüedad en la empresa y no la del último contrato, aunque haya existido finiquito y claro está, siempre que entre un contrato y otro no haya pasado más de 20 días hábiles.

Pero la reforma laboral introdujo un elemento que lleva a muchas dudas, pues dice que los despidos producidos con posterioridad a dicha reforma laboral, que afecten a contratos celebrados después de la misma y sean declarados improcedentes, llevarán aparejada una indemnización de 33 días de salario por cada año de servicio con un límite de 24 mensualidades (en lugar de los 45 de antes).

Ahora bien, ¿y si el contrato es anterior a la reforma laboral y el despido después? Pues la propia reforma prevé este aspecto y determina un doble tramo de cálculo. Desde el inicio de la relación laboral hasta la fecha de la reforma laboral (11-02-13) se calcula a razón de 45 días de salario con el límite de 42 mensualidades; y desde la reforma hasta la fecha de despido a razón de 33 días con el límite de 24 mensualidades.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Social), de 29 de septiembre 2014, ha interpretado este límite máximo y para determinar si la indemnización puede alcanzar el límite de 42 mensualidades deberá acreditarse al menos una antigüedad de 720 días antes de la entrada en vigor del citado RDLey. Una vez establecida esta premisa, se sumará la antigüedad posterior, pudiendo la suma de ambas llegar al límite de 42 mensualidades.

Caso práctico: Trabajador con una antigüedad de 1-7-1998. Despido el 10 de agosto de 2012. Salario 1885 €/mes:

1.- Indemnización desde 1-7-98 a 11-2-12 (13 años y 8 meses):

1.885 / 30 = 62,83 euros

45 días x 13 años = 585 días

45 días x 8 meses /12 meses = 30 días

Total: 615 días

Importe: 62,83 euros x 615  38.640,45 €

2.-Indemnización desde 12-2-12 a 10-8-12 (6 meses):

33 días x 6 meses) / 12 meses = 16,5 días (17 días)

Importe: 62,83 euros x 17  1.068,11 €

TOTAL indemnización: 39.708,56 euros

Adjuntamos este cuadro explicativo:

Una tabla que muestra el tipo de indemnizaciones por despido

 

Si tras este artículo realizado por el abogado de nuestro Departamento Laboral, Juan José González, usted sigue teniendo dudas acerca de como realizar el cálculo de su indemnización por despido, puede realizar su consulta a través de nuestro formulario Online o si prefiere plantear sus dudas a nuestros abogados presencialmente puede hacerlo visitándonos en cualquiera de nuestros bufetes de Málaga, Granada, Jaén o Huelva.

Hispacolex