Laboral

08/11/2012

La Formación Profesional dual: ¿solución al desempleo?

Imagen de un periódico con una lupa sobre él y dentro de la lente de la lupa se lee en rojo "se solicita trabajo". La imagen tiene referencia con la Formación Profesional dualLa ley en la Formación Profesional dual

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y establece las bases de la Formación Profesional dual, a propuesta de los Ministerios de Empleo y Seguridad Social y de Educación, Cultura y Deporte.

El ministro de Educación, ha indicado que “se abre la posibilidad” de que los ciclos formativos de Formación Profesional dual tengan una duración de hasta tres años, estará “plenamente insertada” en el sistema educativo y sus alumnos recibirán un título de grado medio o superior, según el caso.

La Formación Profesional  “convencional”, que se mantiene, dura dos años, con un 80% del tiempo de formación en centros y sólo un 20% en empresas.

Los alumnos recibirán en las empresas al menos un 33% de las horas de formación de la Formación Profesional dual, según los convenios de colaboración que los centros que imparten ciclos formativos suscriban con aquellas, de acuerdo con las normas que fijen las autonomías.

Ha precisado elministro que los alumnos de la Formación Profesional dual no tendrán un contrato laboral con sueldo y Seguridad Social, pero pueden recibir una “beca salario” a cargo de la administración educativa o la empresa, o ser compartida entre ambas.

En el centenar largo de experiencias piloto de Formación Profesional dual puestas en marcha ya en prácticamente todas las CCAA, las empresas que participan han establecido una “compensación” económica “muy razonable” de entre 280 y 500 euros, según el ministro.

El Gobierno pretende con este modelo reducir el abandono escolar prematuro, más posibilidades de empleo cualificado para los jóvenes y reducir su tasa de paro por un “mejor ajuste” entre oferta educativa y demanda laboral.

Además, las empresas pueden formar personal según sus necesidades, que luego podría acabar trabajando en éstas con mayor probabilidad.

No se trata solo de acceder al mercado laboral, ha enfatizado el ministro, sino en las mejores condiciones, dado que la OCDE incide en que el desempleo juvenil de España se debe a una “mala transición” entre educación y trabajo por falta de una adecuación entre una y otro.

Sobre la empresas, que podrán agruparse para suscribir los convenios con los centros, ha explicado que establecen los programas formativos según sus propias necesidades de personal cualificado, con perspectivas de integración laboral posterior.

A la vista de lo que ocurre en otros países, en torno al 65 % de los alumnos que estudian Formación Profesional dual acaban trabajando con contrato fijo en la misma empresa donde se han formado.

El ministro ha asegurado que el decreto concede “mucha flexibilidad” en el desarrollo posterior por las CCAA, que fijarán normas complementarias o no, según decidan.

Ha indicado que el marco general se discutió con las autonomías y fueron invitadas iniciar experiencias piloto, que han tenido una “excelente respuesta de las empresas”.

El ministro ha citado como ejemplo de Formación Profesional dual el caso de Alemania, aunque ha matizado que su modelo, debido a un sistema productivo de grandes industrias y empresas, es “poco trasplantable” a España, donde tienen más importancia las pymes

Sin embargo, en Suiza, con empresas más pequeñas, tiene también gran peso la Formación Profesional dual, que es atractiva a las empresas para clarificar a medio plazo sus recurso humanos e integrar personal que han formado, según ha argumentado el ministro.

Ha anunciado grupos de trabajo permanentes con las CCAA para seguir la implantación de la Formación Profesional dual y ha resaltado una relación estrecha con Suiza y Alemania sobre este asunto.

Hispacolex