Empresas

05/07/2012

Novedades en el Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2011

Fotografía de un suelo formado por monedas euros y céntimos de euros y sobre él varias torres fomadas también por monedas haciendo referencia al impuesto sobre sociedadesCampaña del impuesto sobre sociedades para 2011

El pasado 1 de julio se abrió la campaña del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio 2011. El plazo finaliza el día 25 de julio.

A continuación informamos sobre algunas de las novedades más significativas del impuesto sobre sociedades:

Modificación de la consideración  de Empresas de Reducida Dimensión: cuando el importe de su cifra de negocios en el periodo impositivo inmediato anterior sea inferior a 10 millones de euros.

Tipo de gravamen Empresa de Reducida Dimensión

a)      Por la Base Imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros al 25%.

b)     Por la parte de Base Imponible restante al 30%.

Tipo reducido por creación de empleo

Para los periodos impositivos comenzados a partir del 1 de enero de 2011, aquellas empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 5 millones de euros y la plantilla media sea inferior a 25 empleados tributará con arreglo a la siguiente escala:

a)      Por la Base Imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros al 20%.

b)     Por la parte de Base Imponible restante al 25%.

Libertad de amortización

A partir del 1 de enero de 2011, las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo en los periodos impositivos iniciados dentro de los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015, podrán ser amortizados libremente. Esta deducción no está condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Se elimina el requisito vigente hasta el 31 de diciembre de 2010 del mantenimiento o incremento de la plantilla media para poder aplicarse esta deducción.

Se establece que las inversiones en elementos puestos a disposición del sujeto pasivo desde el 3 de diciembre de 2010, que finalice el periodo impositivo (normalmente el 31 de diciembre de 2010), que no puedan acogerse a la libertad de amortización por no cumplir los requisitos de mantenimiento de empleo vigentes hasta esa fecha, podrán aplicar la libertad de amortización en los periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2011.

En este punto del impuesto sobre sociedades, esta libertad de amortización la pueden aplicar todo tipo de empresas.

Operaciones vinculadas.

Las empresas de reducida dimensión, conforme a los nuevos límites, están exentas de documentar sus operaciones vinculadas siempre que el montante de éstas no exceda los100.000 euros en el periodo impositivo.

Hispacolex