Derecho de Seguros

15/02/2019

El seguro D&O, la solución para proteger el patrimonio personal de administradores y directivos

seguro responsabilidad civil directivos y administradores

Abogados Derecho de Seguros: Seguro D&O, seguro de responsabilidad civil de administradores y directivos.


Autor: Carmen Reyes

La reciente sentencia dictada por el TS de 29 de enero de 2019 declara que el seguro comúnmente denominado D&O, o lo que es lo mismo, el seguro de responsabilidad civil de administradores y directivos, debe de cubrir –salvo que el asegurado acepte lo contrario por escrito- la responsabilidad por deudas tributarias de los administradores. Hoy analizamos esta novedosa resolución y cómo influirá en las coberturas de este tipo de pólizas. 


Se trata, como decíamos, de una novedosa resolución que lleva a plantearnos la importancia de esta modalidad de seguro, y la necesidad de que los distintos administradores y directivos tomen cada vez más conciencia sobre la necesidad de asesorarse sobre la materia y contratar este tipo de pólizas. Hasta hace pocos años, el seguro de D&O era el “gran desconocido”, si bien, cada vez es más habitual que los directivos estén incluyendo la contratación de esta póliza dentro de los distintos seguros de responsabilidad civil de la empresa.

¿Qué cubre exactamente el seguro de D&O?

Se trata de un seguro de responsabilidad civil que cubre el patrimonio personal de los administradores y directivos de una sociedad que deban responder ante terceros (accionistas, trabajadores, proveedores, etc.), como consecuencia de errores o negligencias cometidas en el desarrollo de su actividad o funciones propias de su cargo. Igualmente, cubre los perjuicios económicos derivados de reclamaciones por “prácticas incorrectas de empleo”. Por ejemplo, perjuicios económicos y daños morales vinculados a acoso, discriminación y despidos improcedentes. Así como gastos de defensa jurídica o fianzas derivadas de procedimiento penales, entre otras.

¿Por qué hay que tener una póliza de D&O?

Pero lo que hay que tener claro es que la principal característica o relevancia de este seguro radica en que cubre un riesgo totalmente distinto al que cubren otra pólizas de responsabilidad civil que la empresa contrata para el desarrollo de su actividad, como son el seguro de RC de explotación o el seguro de RC profesional. En ningún caso cubren, por estar expresamente excluidos, los perjuicios que se puedan derivar para el patrimonio personal de los administradores por errores cometidos por éstos en el desarrollo de su cargo.

A pesar de lo anterior y de la importancia de poder contar con este seguro, a día de hoy siguen habiendo muchos directivos que son reacíos a suscribir esta modalidad de seguro, principalmente por dos cuestiones básicas.

En primer lugar, por las exclusiones que normalmente se venían estableciendo en estas pólizas, lo que conocemos como “letra pequeña” del contrato que se recoge en las condiciones generales, y que dejan fueran algunos de los riesgos más comunes que pueden presentarse, como ocurre precisamente con la cobertura de la responsabilidad subsidiaria de los administradores por deudas y sanciones tributarias de la sociedad. Es por ello por lo que la sentencia dictada por el Tribunal Supremo representa un gran avance, ya que al considerar esta exclusión como “limitativa de los derechos del asegurado”, la aseguradora sólo podrá oponerse a la cobertura de este riesgo, si la cláusula que excluye esta cobertura se ha incluido expresamente en las condiciones particulares de la póliza, ha sido previamente aceptada por el asegurado y firmada por éste.

En segundo lugar, y respecto a la prima que hay que abonar para poder contratar este seguro, es cierto que para una pequeña y mediana empresa puede representar un coste adicional importante al que añadir al resto de seguros que la empresa debe contratar para asegurar su actividad. Si bien, hemos de indicar que el aumento de competitividad de los últimos años en el sector hace que los precios cada vez sean más competitivos.

Medidas para reducir el riesgo

Además, debemos de saber que una forma de reducir el precio de la póliza de directivos es, como es obvio, reducir el riesgo de cometer un error o negligencia, y en este sentido las aseguradoras a la hora de fijar la prima valoran positivamente que la empresa tenga implementado un Compliance Penal, o lo que es lo mismo, un Plan de Prevención Penal, que además de representar una eximente o atenuante de la empresa ante un posible en un procedimiento penal, implementa unos procedimientos que mitigan el riesgo internos de posibles errores de directivos y administradores.

Desde esta perspectiva, desde el departamento de Derecho de Seguros de HispaColex Servicios Jurídicos, como expertos en la contratación de este tipo de pólizas, aconsejamos que siempre estén debidamente asesorados a la hora de suscribir cualquiera seguro relevante para su actividad.

Para resolver cualquier duda al respecto, puedes contactar con nuestro equipo de abogados especializados en Derecho de Seguros o si lo prefieres, ven a visitarnos a nuestras oficinas de Granada, Málaga o Jaén. Estaremos encantados de ayudarte a resolver cualquier pregunta que nos plantees.


Noticias HispaColex relacionadas con la temática:

 

HispaColex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *