Artículos doctrinales

09/10/2018

Las consecuencias de no estar inscritos en el registro de licitadores

Autor: Manuel Peragón Ocaña. Socio-Abogado. Dpto. Concursos y Licitaciones HispaColex Bufete Jurídico

En la actualidad, y desde el 9 de septiembre de 2018, es obligatoria la previa inscripción en el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Sector Público (ROLECE) o el correspondiente Registro de Licitadores de las Comunidades Autónomas que hayan asumido dicha competencia, para aquellos empresarios que quieran participar en licitaciones públicas a través del denominado procedimiento abierto simplificado.

Es una previsión legal impuesta por la nueva Ley 9/2017 de 8 de noviembre de Contratos del Sector Publico, la cual en su art. 159.4 a), establece esta especialidad: “Todos los licitadores que se presenten a licitaciones realizadas a través de este procedimiento simplificado deberán estar inscritos en el Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Sector Público, o cuando proceda de conformidad con lo establecido en el apartado 2 del artículo 96 en el Registro Oficial de la correspondiente Comunidad Autónoma, en la fecha final de presentación de ofertas.” (Disp. Final 16ª Ley 9/2017).

El procedimiento abierto simplificado (art. 159 Ley 9/2017), es una modalidad  común para los contratos de obras, suministros o servicios, caracterizada por los siguientes elementos:

  • Su valor estimado sea igual o inferior a 2.000.000 €., en el caso de contratos de obras, y  100.000 € para los contratos de suministro y de servicios.
  • Los criterios de adjudicación no son evaluable mediante juicio de valor o, de haberlos, su ponderación no supere el 25% del total, salvo en los contrato de carácter intelectual, ingeniería y arquitectura, que no podrá superar el 45%.
  • El anuncio de licitación se publicará en el perfil del contratante del órgano de contratación. Y las proposiciones se harán por medios electrónicos.
  • El plazo para las proposiciones será en general de 15 días y 20 días para los contratos de obras.

La virtualidad de dicha inscripción viene dada -siempre hablamos en el ámbito de la capacidad y solvencia del empresario -su aptitud para contratar con el sector público- por el deber de éstos de acreditar estar en posesión de las condiciones mínimas de solvencia económica, financiera y profesional o técnica que se determinen por el órgano de contratación, y/o por la clasificación de los empresarios como contratistas de obras o servicios de los poderes adjudicadores cuando sea exigible legalmente como instrumento sustitutivo de dicha solvencia; en este último supuesto los acuerdos de clasificación se inscribirán de oficio en el ROLECE (art. 81 Ley 9/2017).

La solicitud de inscripción en el Registro de Licitadores se lleva a cabo por medios electrónicos a través de la plataforma/portal web de contratación del Sector Público del Estado y/o Comunidad Autónoma:  https://contrataciondelestado.es.

En definitiva es conveniente solicitar cuanto antes la inscripción, pues el plazo para practicarla es de 3 meses desde la solicitud, teniendo el silencio administrativo sentido negativo, y la consecuencia principal de no hacerlo, es que el licitador no pueda participar en el mencionado procedimiento abierto simplificado, que en la práctica se va a convertir en el procedimiento de licitación tipo.

Artículo publicado en el nº 57 de la revista “La Gaceta Jurídica de la Empresa Andaluza” editada por HispaColex Bufete Jurídico.

Acceso al contenido de la publicación

HispaColex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *