Derecho Administrativo

07/01/2021

La protección de datos ante la nueva generación de juguetes “Smart Toys”


La elección de un juguete adecuado para un niño siempre es una decisión importante, puesto que jugar, no solamente es divertirse, es la forma de aprendizaje y desarrollo integral, de descubrir, de experimentar y de crear fantasía. Los juguetes no son ajenos a los cambios de la sociedad y por ello una nueva generación de juguetes -los “smart toys”- platean toda una serie de nuevas posibilidades. Es necesario conocerlos y saber cuáles son sus rasgos positivos y qué precauciones hay que adoptar.

Los “smart toys” son juguetes cuya característica esencial es que incorporan conexión a Internet, funcionalidades de inteligencia artificial y que implementan la capacidad de comunicarse con otros dispositivos, al igual que la de conectarse a diferentes servicios de la Red. Esto supone una multitud de nuevas posibilidades para la interacción y el juego, pero también un riesgo a la privacidad y seguridad, tanto del menor, como de su entorno familiar. Por ello, es importante tener siempre en cuenta las siguientes precauciones:

Leerse la política de privacidad

Es esencial conocer las características y la seguridad durante todo el ciclo de vida del producto y saber si se pueda conectar a internet y si tiene micrófono o cámara. Si se recogen datos por el juguete, hay que prestar mucha atención, a cómo se van a utilizar esos datos, quién es el responsable y cuáles son nuestros derechos en protección de datos. También es necesario atender a la política de seguridad de la aplicación móvil necesaria para que funcione el juguete y nunca aceptar unas condiciones de uso que pueden comprometer la privacidad. Recordemos que estos productos podrían ser más  fácilmente que otros dispositivos objeto de hackers o personas malintencionadas.

Cambiar las contraseñas del producto

Es importante cambiar las contraseñas de inicio del producto, por unas contraseñas seguras y actualizar las aplicaciones siempre que sea necesario porque con cada actualización mejora la privacidad.

Borrado definitivo de todos los datos

Una vez que el juguete ya no se usa y se decide reciclar o donar para su uso por otras personas, es importante que se eliminen todos los datos que se han ido almacenando en él.


El Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 sobre la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales (RGPD) y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD), velan por la privacidad y la confidencialidad de los datos personales, no obstante cuando se trata de menores también los padres y otros representantes de los menores tienen la obligación de procurar que estos hagan un uso correcto de los servicios y dispositivos digitales (art. 84 de la LOPDGDD).

Esto comporta una serie de obligaciones, entre las que se incluyen la supervisión del menor: si el resultado debe ser un juego seguro, hay que  dedicar tiempo a escuchar y ver cómo reacciona el menor mientras juega y las acciones que pueden suponer un posible riesgo. Y por otro lado, atender a la edad y madurez del menor: todos estos juguetes deben ser seguros y adecuados a la edad del menor, para favorecer el juego y la psicología particular de cada niño. Por ello antes de comprar hay que pensar en estos factores y en el valor educativo del juguete.

En conclusión los “smart toys” son juguetes que requieren una especial atención y supervisión, pues tienen la doble vertiente de ser un juego y un dispositivo inteligente con conexión a internet.


En todo caso, para resolver cualquier duda al respecto, puede consultar con el Departamento de Protección de Datos de Hispacolex, y su equipo especializado de abogados en Granada, Jaén y Málaga resolverá sus dudas al respecto. También puede contactar con nuestros abogados a través de nuestro formulario de contacto online.

Otras publicaciones de HispaColex relacionadas: 

Plácido Ladrón de Guevara - HispaColex

Si tiene dudas sobre como aplicar este artículo a su caso, puede realizarnos una consulta a través de nuestro formulario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *