Entrevistas

04/10/2019

Entrevista a Manuel Llamas Fernández, General Jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil en España

Manuel  Llamas Fernández  ingresó  en la Guardia  Civil en 1978, siguiendo la estela de su padre, y su primer destino, en 1983, fue el Grupo Antiterrorista Rural (GAR), que se dedicaba principalmente  a la lucha contra  el terrorismo de  ETA. A lo  largo  de  su  carrera  ha desempeñado diferentes cargos y ocupado diversos destinos, entre los que destacan  el Grupo  de Acción Rápida, en la Unidad  de Seguridad  de la Casa de  S.M el Rey, en  la Unidad  Central Operativa  (UCO), en las comandancias de Santa Cruz de Tenerife, Melilla y Granada hasta su ascenso de coronel a general de brigada, en calidad de Brigada  Jefe de la Zona de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha.

Ha participado en varios proyectos  internacionales  de  formación y reestructuras de distintos cuerpos armados,  como  la Policía Nacional  de Guatemala o la Dirección General de Investigación Criminal  de Honduras. También estuvo en un proyecto de la UE para la adecuación  de la Gendarmería turca  en materia  de derechos  huma- nos. Asimismo,  se integró en el cuartel general de la OTAN en Sarajevo (Bosnia-Herzegovina) y formó a jueces y fiscales iraquíes. Su último trabajo internacional fue  en Perú y Chile como representante de una delegación española ante la ONU en las reuniones del organismo iberoamericanos para combatir el tráfico ilegal  de drogas.


Descargar aquí el pdf íntegro de La Gaceta Jurídica nº 61 en la que se encuentra publicada esta entrevista.


1º El pasado 11 de julio,  se hacía oficial su nombramiento para el Mando de la Jefatura de la Policía Judicial de la Guardia Civil,  un puesto de enorme responsabilidad que le sitúa al frente de los grupos de investigación criminal del Cuerpo. ¿Cómo afronta este nuevo reto en su ya dilatada carrera en la Institución y cuáles son los desafíos más inmediatos que le gustaría acometer?

Lo afronto de manera ilusionada, y agradecida, porque supone un depósito de confianza en mi que realmente abruma, en inicio. Si bien, ya conozco la especialidad, dado que estuve destinado en la UCO  todo el empleo de Teniente Coronel, y sé de la valia de los hombres y mujeres que voy a tener trabajando conmigo. En cuanto a los retos, pues me conformaría con mantener el nivel de especialización y profesionalización que me he encontrado a mi llegada, tanto en los órganos centrales como en las unidades desplegadas territorialmente. El salto cualitativo dado, el tiempo que he estado fuera de la especialidad, seis años, ha sido gigantesco. 

2º Desde que ingresó en el cuerpo en 1978, ¿cómo ha vivido la evolución de la Guardia Civil?  ¿Y cuáles de las funciones que desarrolla la Guardia Civil es la que a su juicio ha sido más importante en sus 175 años de historia?

La evolución la he vivido viendo cómo hemos tenido que hacer un enorme esfuerzo para acompasar nuestros métodos y procedimientos a una exigente y cambiante sociedad española, aunque debo decir que siendo muy respetuosos con nuestros principios y valores fundacionales. Este ha sido un viaje vertiginoso, pero muy ilusionante, al acomodar nuestras funciones y organización a una España moderna e internacional. Esto lo enlazo con su otra pregunta; sobre las funciones más importantes que durante estos 175 años hemos desempeñado; Resumiendo mucho, todas aquellas que el pueblo y sociedad española ha demandado. Desde las funciones más estrictamente policiales, de seguridad pública, entendida esta como la prevención e investigación del delito, hasta las de la seguridad física, en la dimensión más tradicional del Cuerpo, la benemérita, socorriendo humanitariamente a quien nos necesite por tierra, mar o aire.

3º ¿Qué Unidades dependen de la Jefatura de la Policía Judicial, que desde julio está bajo su mando y cuales son los objetivos principales que persiguen?

Básicamente, todas las del Cuerpo en funciones de Policía Judicial específica, tanto centrales como periféricas, pero también de forma técnica, el resto de las unidades cuerpo en su condición de policía judicial genérica, en la medida que la doctrina de empleo, elaborada por la Unidad Técnica de Policía Judicial de esta jefatura es quien la elabora. Dicho esto, tengo que matizar que la Jefatura tiene tres grandes Unidades Centrales con las que dar satisfacción a determinadas necesidades y funciones sobre las que territorialmente se tengan algunas carencias, o simplemente se deban articular de forma centralizada; la ya mencionada Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ), la Unidad Central Operativa (UCO) y el Servicio de Criminalística (SECRIM), el Laboratorio central.

4º Precisamente, una de estas unidades de la Policía Judicial, es la Unidad Central Operativa (UCO), en la que usted trabajó hace unos años. ¿Qué le supone este reencuentro con un destino tan conocido?

Me gustaría decir que un rejuvenecimiento, pero no solo ha sido un agradable  reencuentro con antiguos compañeros, sino que me ha servido, sobre todo, para constatar que sigue vivo lo que siempre ha caracterizado a esa unidad, su permanente espíritu de superación, su ansia de ser vanguardia en la investigación criminal, y su permanente búsqueda de la excelencia en su trabajo. Son mucho mejores ahora que cuando yo estaba en ella.

5º Desde la UCO se investigan delitos que, por sus especiales circunstancias, han sido muy mediáticos en nuestro país (Diana Quer, Yéremi Vargas, Gabriel Cruz “el pescaito”…)? En algunos supuestos, se ha llegado a decir que la labor informativa de los medios puede llegar a perjudicar sus investigaciones… ¿Cómo es la relación que mantienen con la prensa?

Se ha dicho, y con razón, que eso puede suceder. Por eso hay que ser muy prudentes respecto de lo que se puede decir, e incluso de cuando se puede decir. Los m.c.s. son un actor social de primer orden, y no voy a emplear un segundo en explicar la necesidad de dicho papel, ya que todos lo conocemos. Pero este debe ser ejercido con responsabilidad, a sabiendas que no todo vale para sacar primicias o titulares. La inmensa mayoría de los profesionales de los m.c.s. son perfectos conocedores de ello, y hacen un ejercicio permanente de profesionalidad y pulcritud, racionalizando y administrando muy bien la información que llegan a conocer.

Mi relación con ellos ha sido especialmente buena, por lo general. Les debo mucho. En mi último destino, La Jefatura de la Zona en Castilla la Mancha, llegamos a tener periódicos encuentros (desayunos informales) con todos los medios acreditados en Toledo. Tengo grandes amigos en la profesión.

6º Experto en la lucha antiterrorista, en la que se forjó en el País Vasco y en Navarra en los peores años de ETA, realmente, ¿hemos pasado página? Y ¿qué opina del actual panorama de las ramas más violentas y radicales del yihadismo que actúan en Europa?

Bueno, respecto del fenómeno etarra, desde la perspectiva policial, evidentemente, hemos pasado página, hecha la salvedad de los asesinatos que quedan por resolver y en los que seguiremos trabajando. Si bien, esa herida aun supura. Pasaran décadas hasta que la sociedad española, y vasca en particular, supere definitivamente el episodio más triste y dramático de la más reciente historia de España.

El yihadismo es un fenómeno criminal global que, en principio, debemos tener claro que ha venido para quedarse. Sus raíces ideológicas están muy arraigadas en cierto sector del islamismo rigorista. Pero dicho esto, debo decir también que, en todos estos años de padecerlo se ha aprendido mucho sobre él, y los servicios de inteligencia y policiales tienen las claves de cómo se le puede combatir. Y a los resultados me remito.

7º Existe un debate abierto en la sociedad sobre si son o no acertadas nuestras políticas migratorias y sus efectos en la seguridad de los ciudadanos. ¿Qué consideración le merece la alerta mediática y social sobre el creciente número de delitos atribuidos a menores indocumentados que han llegado a nuestro país?

El fenómeno de la emigración, de menores y adultos, forma también parte del escenario a medio y largo plazo. Es una consecuencia inevitable de la globalización y de las desigualdades entre hemisferios. Y a las fuerzas de seguridad no nos cabe más que integrarlo en la fórmula del empleo de recursos y de política de prioridades. Hoy en día ese debate está más en lo puramente social y político que en lo policial, que siendo de interés y preocupación no es ni mucho menos desbordante. Hay otros ámbitos que, desde la Policía Judicial, nos reclama más atención.

8º Tanto desde la UCO de la Guardia Civil como desde la UDEF de la Policía Nacional, disponen de equipos especializados en la delincuencia económica que investigan conjuntamente tramas de corrupción (los ERE, la Púnica o Lezo, por citar algunos), fraudes o blanqueo de capitales, entre otros. ¿Están creciendo en España este tipo de delitos?

Entiendo, por los ejemplos citados, que se refiere más a los delitos económicos relativos a la corrupción. En estos, por definición, la cifra negra es desconocida y alta, más aún si cabe que en cualquier otra tipología, con lo cual, hablar de crecimiento o estabilización de la comisión resulta un tanto especulativo. Quiero pensar que la mayor concienciación social sobre lo que supone esta lacra es lo que está haciendo que afloren y se visualicen más los casos, y no que el sentimiento de impunidad sea el que esté animando, a quien tiene la tentación y la oportunidad, a dejarse seducir. Pero centrándonos en la respuesta policial, lo que si es una realidad, es que cada vez dedicamos más recursos a luchar contra esa tipología criminal. Si hacemos ese esfuerzo es porque creemos que con esa inversión se hace también profilaxis, dado que el mensaje que se da es alto y claro sobre la tolerancia cero con esos delitos.

Los delitos contra el patrimonio, en general, en el ámbito de la administración (corrupción) o no, ya no son solo los habituales, en el plano físico, con o sin violencia,  sino que buena parte de ellos se producen en o desde el ciberespacio, en mayor o menor medida, y  la investigación en ese ámbito cada vez resulta más técnica y exigente.

9º ¿Qué opinión le merece la exigencia del uso de códigos éticos en las empresas y los programas de Compliance Penal como medios para evitar delitos en el ámbito de su actividad económica?

Nunca es tarde. Esta; la ética profesional, aunque se le suponía, como el valor a los militares, era algo que evidentemente no se ponía en valor, al no tener un refrendo escrito obligatorio. Ahora, se establecen unas líneas rojas que deja claro qué no es ético, haciéndolo rayano con el delito, cuando no directamente con un reproche penal, no solo al individuo sino también a la propia empresa, que puede ser sujeto del mismo. En la administración aquel refrendo se tiene hace tiempo, en muy distintas formas, por eso creo que era necesario que el sector privado también se beneficiará, de esa concreción de la deontología profesional. Toda profesión pública o privada, debe estar revestida de cierta honorabilidad en su ejercicio.

10º ¿Es cierto que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que limita a 18 meses la duración de las investigaciones puede llegar a perjudicar la labor de la UCO en casos complejos?

Esa es la versión medio vacía, de la recurrente metáfora de la botella. Pero esa limitación procesal también puede ser vista en su versión medio llena; como la de servir de acicate a los investigadores  para que las cosas se hagan con el cronómetro puesto en marcha, lo cual te hace más diligente, y por tanto más eficaz y eficiente. Por ello, con este condicionamiento temporal, las unidades de investigación deben hacer su tarea, en el ámbito estrictamente policial, de manera ambiciosa y amplia, para que cuando llegue el momento de judicializar el asunto, que es cuando el reloj arranca, se tenga hecha toda la labor investigadora que no necesitaba de violentación de derechos fundamentales, que es cuando ya se hace imprescindible la intervención judicial. En definitiva, veo residual el número de casos en los que aquella limitación condicione, perjudicando, el resultado de una investigación.

11º ¿Cómo es la relación entre la Jefatura que dirige y sus correspondientes territoriales?

Muy buena. Todo nuestro esfuerzo está volcado en que seamos sus consultores y asesores cuando las investigaciones se les complican. Cuanto más puedan resolver autónomamente, mejor. Y cada día eso se produce con más frecuencia. Ellos son la primera respuesta del Cuerpo ante la comisión de un delito, y nuestro mayor anhelo es que no tengan que llamar a los servicios centrales. Pero si lo hacen, porque lo necesitan, encantados de apoyar a los compañeros. Deseando resolver la investigación conjuntamente, y cuanto antes, para que la victima nos vea como la solución que el Estado ha puesto a su alcance. Y para que el órgano jurisdiccional tenga en nosotros la herramienta eficaz que se merece.

12º ¿Qué recuerdos le quedan tras su paso por Granada como Coronel Jefe de su Comandancia, último destino antes de ascender a general?

Mi recuerdo no puede ser más grato. Inolvidable en todos los ámbitos de la vida. En lo personal, porque hice grandes amigos; conocí una tierra y una gente entrañable. Aprendí de su calidad humana y de su grandeza cultural e histórica. Pude interactuar con todos los ámbitos de la sociedad civil de manera franca y sencilla. Y en lo profesional, porque tuve la suerte de ejercer uno de los cargos más completos de la Institución; el mando de una comandancia, en una que abarca, y traslada, toda la riqueza y diversidad de la provincia en la que está desplegada, al servicio diario que desempeña el Cuerpo en ella (2/3 de su población está en demarcación de Guardia Civil). Con casi 2000 hombres y mujeres, el mando de la comandancia de Granada fue un ejercicio permanente de Servicio (en mayúscula) en cuestiones tan exigentes como el narcotráfico, la inmigración irregular, el turismo de mar y montaña, y en esto último, especialmente, desarrollando nuestra naturaleza vocacional más querida, la humanitaria, con los auxilios en Sierra Nevada. En definitiva, y resumiendo mucho, de la decena de destinos que he tenido en mi vida profesional el que más me ha marcado. No se puede pedir más a un destino.


Otras entrevistas realizadas por HispaColex:

HispaColex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *